Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Con otros ojos

Sor María Dolores Pérez Mesuro

de Sor María Dolores Pérez Mesuro
Sobre el autor

9
Oct
2007

Miedo, violencia, oracion

0 comentarios

Ya en tiempos de Platón (y que me perdone Sixto, por entrar en este campo), se dice: "El padre teme a sus hijos, el hijo se cree igual a su padre y no tiene por sus padres ni respeto ni temor. Lo que él quiere es ser libre. El profesor tiene miedo de sus alumnos. Los alumnos cubren de insultos al profesor. Los jóvenes quieren rápidamente el lugar de los mayores. Los mayores para no parecer atrasados consienten en la dimisión, y todo en nombre de la libertad, de la igualdad, y de la emancipación de los sexos" ¿Os suena verdad?.

Me he quedado asombrada cuando lo he leído, no sigo con otros filósofos conocidos que hablan prácticamente en los mismos términos, incluso hay una inscripción egipcia de un padre hace 2000años a.C., o una vasija encontrada en Babilonia igual, con 3000 años de antigüedad.

 En todo ello se habla de lo mismo, nos consta que hay hombres que amenazan, que maltratan, que vociferan, para llevar la razón, hablan en abstracto "hemos...", que es todo el mundo y nadie. Lo que se ejerce es la violencia del miedo, el miedo a lo real, que se acompaña siempre de miedo del corazón, por eso es más fácil protegerse de esta abstracción y seguir con imágenes que no permiten ver lo real. Estamos de acuerdo que la violencia que más se ejerce hoy es la del dinero. Pero cada día debemos reconocer que lo sagrado es el ser humano.

La Gloria de Dios no es la gloria de su Pureza sino la de su Misericordia. Oremos, por favor, oremos, alejando primero las controversias de la ira, para que así la oración se vea acompañada de la Paz del espíritu. Entra dentro de tu aposento, éste que puedes encontrar en todas partes, no en un lugar cerrado, en todo lugar donde te encuentres para que sólo lo vea Dios.

Posterior Anterior


Deja tu comentario

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo